oido

Uso excesivo de audífonos en jóvenes provoca pérdida de audición

Crédito por: Comunicación Social UAM

*La prevalencia de hipoacusia o sordera inducida por ruido se ha incrementado en la población

 

*México carece de leyes que regulen el ruido recreacional, Por ahora, todo depende de la conciencia individual

La Organización Mundial de la Salud (OMS)

Indica que más de cinco por ciento de la población mundial, alrededor de 360 millones de personas, padece de una pérdida de audición discapacitante.

Sin embargo, los jóvenes, cerca de 1,100 millones, son los más vulnerables debido a su tendencia a realizar prácticas auditivas perjudiciales, señaló la doctora Ileana Gutiérrez Farfán, especialista en audiología, otoneurología y foniatría del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

ruido-perdida

La popularidad de reproductores de música comprimida ha aumentado en adolescentes y adultos jóvenes y con ello el riesgo de pérdida de audición, ya que a partir de los 30, 40 y 50 años podrían presentar sordera, la cual es irreversible.

La especialista señaló que el ruido que se percibe arriba de los 80 decibeles implica una pérdida profunda del oído, e incluso supera los daños auditivos inducidos por ruido laboral.

La doctora Gutiérrez Farfán

Impartió la conferencia Daño auditivo secundario a ruido recreativo, en la que expuso que el ruido ambiental, en ocasiones, supera los 65 decibeles y alertó sobre el peligro que implica la radiación emitida por los teléfonos celulares, que puede alterar la fisiología del sistema audiovestibular.

ruido-ambiental-de-una-ciudad

“El ruido ambiental producido por el tráfico es intenso, lo cual obliga a los jóvenes a aumentar el volumen de la música que escuchan, por lo regular mediante los audífonos, algo preocupante, pues los utilizan durante toda la jornada de trabajo, en el transporte público y durante las horas de sueño”, refirió.

Invitada al Seminario internacional Ruido Ambiental y Salud

En la Ciudad, Gutiérrez Farfán indicó que 16 por ciento de los adolescentes a nivel mundial sufre de daño auditivo. “Se trata de un trauma acústico ocasionado por la exposición alta a niveles de presión sonora por encima de los 85 y 90 decibeles, y que se reporta durante ocho horas diarias, lo cual resulta perjudicial para el oído”, aseveró.

La experta recalcó que la prevalencia de hipoacusia o sordera inducida por ruido se ha incrementado en la población, principalmente de entre 6 a 19 años, quienes sufren deterioro de la audición a causa del ruido recreacional generado por juguetes, gadgets y videojuegos, entre otros.

auriculares-peaton

El tabaco, el alcohol, las enfermedades crónico-degenerativas o antecedentes de otitis media, además de enfermedades infecciosas contraídas en la adolescencia e infancia, también contribuyen a la aparición de ese problema.

La especialista recomendó hacer ejercicio, llevar una dieta rica en vitaminas A, B y C para mejorar la oxigenación de las células. De igual forma, instó a que los niños utilicen los juguetes sonoros como máximo una hora diaria.

La doctora Gutiérrez Farfán afirmó que las frecuencias agudas son las más peligrosas para el oído interno, mientras que los niños son más propensos a la hipoacusia en relación con las niñas debido a las actividades que llevan a cabo y aseveró que el oído izquierdo, en general, se deteriora con mayor rapidez que el derecho.

Ich höre etwas!

“No contamos en el país con leyes que regulen el ruido recreacional. A las grandes empresas les conviene poco que los usuarios cuenten con información sobre los decibeles que emiten sus artefactos y hay poca investigación al respecto en México, por lo que todo depende de nuestra conciencia individual”, finalizó.

Deja un comentario