2016-08_dia-mundial-alzheimer

Día Mundial del Alzheimer

El 21 de septiembre se celebra el Día Internacional del Alzheimer (World Alzheimer’s Day), una fecha que fue elegida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Federación Internacional de Alzheimer (ADI). Durante esta jornada se realizan actividades para concienciar y ayudar a prevenir esta enfermedad mental.

El propósito de esta conmemoración es dar a conocer la enfermedad y difundir información al respecto, solicitando el apoyo y la solidaridad de la población en general, de instituciones y de organismos oficiales. El Alzheimer ya está considera como la nueva epidemia del siglo XXI. Es un problema de todos, pues la dependencia que genera afecta no sólo al enfermo, sino también a su entorno más cercano.

En el año 1906 Alois Alzheimer describió por primera vez la enfermedad que más tarde llevaría su nombre. Más de cien años después todavía se está luchando contra el estigma asociado a la demencia y se siguen organizando campañas para conseguir mejores servicios y tratamientos para las personas con la enfermedad de Alzheimer, así como para sus cuidadores.

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad progresiva y degenerativa del cerebro la cual provoca un deterioro en la memoria, el pensamiento y la conducta de la persona. La enfermedad de Alzheimer produce una disminución de las funciones intelectuales lo suficientemente grave como para interferir con la capacidad del individuo para realizar actividades de la vida diaria. La enfermedad de Alzheimer es la más común de las demencias; científicamente, se define como tal. Esta enfermedad fue descrita por vez primera en 1907 por el médico alemán Alois Alzheimer, de quien tomó su nombre. La enfermedad es irreversible y hasta el momento no se conoce cura alguna. Se sabe que ésta va destruyendo poco a poco las neuronas del cerebro, el paso de información entre las células y por ende, el contacto con el mundo.

sites

sites

¿Cuáles son los síntomas?

Muchos de los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer pueden no ser percibidos fácilmente porque se parecen a los signos naturales del envejecimiento, tales como el olvido, pérdida de la concentración, así como problemas motrices y de lenguaje, incluyendo dificultades para hablar y caminar. Los síntomas más comunes de la enfermedad de Alzheimer son:

  • Pérdida progresiva de la memoria.
  • Confusión y desorientación en el tiempo y el espacio.
  • Repetir a cada rato la misma pregunta.
  • Perder las cosas o dejarlas o esconderlas en lugares poco usuales.
  • Mostrar agitación, inquietud o nerviosismo.
  • Quererse ir de la casa argumentando que esa no es su casa.
  • Perderse o extraviarse, incluso en su propia colonia o vecindario.
  • No poder reconocer a familiares cercanos: esposo, esposa o hijos.
  • Mostrarse cansado, callado, triste o deprimido.
  • Mostrarse tenso, inquieto, irritable o agresivo.
  • Mostrarse paranóico o sospechar de todo mundo.
  • Presentar alucinaciones, ver cosas que no son o escuchar ruidos que no existen. 

¿Qué es lo que causa la enfermedad de Alzheimer?

La causa de la enfermedad de Alzheimer es desconocida; sin embargo, los últimos estudios de científicos, médicos e investigadores indican que cada vez hay más evidencias de que se trata de una enfermedad de origen multifactorial, aunque cada vez se está insistiendo más en un componente de carácter genético. Los investigadores han encontrado hasta el momento que algunos genes que de un modo u otro son los causantes de la enfermedad. Estos genes se encuentran localizados en los cromosomas 1, 12, 14, 19 y 21. Sin embargo, además del compnente genético, no hay que pasar por alto otros factores como son los virus, agentes tóxicos o ambientales, metales, campos electromagnéticos, respuestas inflamatorias o golpes en la cabeza, los cuales pudieran provocar en forma conjunta o aislada una disfunción en el sistema general del organismo y el comportamiento de la persona. Además, por experiencia, se sabe que existen otros factores que de cierto modo pudieran incidir en un surgimiento más temprano de la enfermedad. Estos factores desencadenantes pudieran ser:

  • Pérdida del esposo(a), hijo(a) o un familiar cercano.
  • Cambio de residencia.
  • Accidente de automóvil, a pesar de no haber sufrido lesiones.
  • Algún tipo de operación quirúrgica o de anestesia.
  • Haber sufrido alguna caída o golpe en la cabeza.
  • Haberse jubilado, retirado o haber sido despedido en el trabajo.
  • Haber sido asaltado o atacado.
  • Tensión o stress emocional.

¿A quiénes da o afecta la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer da a todos por igual, sin distinguir nacionalidad, raza, grupo étnico o nivel social. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres, aunque generalmente se da más el caso en éstas últimas. Sin embargo, habrá que tomar en consideración que la mujer es más longeva. Por lo general, la enfermedad se presenta arriba de los 65 a 70 años, pero hay casos en nuestro medio, de personas menores de 50 años, incluso más jóvenes, por debajo de los 40 años, a los que se les ha diagnosticado Alzheimer. 

¿Qué tanto se presenta en nuestro país la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es dentro de las enfermedades demenciales, en gente arriba de los 65 años, la cuarta causa principal de muerte en nuestro país, después de enfermedades del corazón, cáncer y diabetes. Se estima que en México el número de casos con Alzheimer sea del órden de los 430 mil. En Monterrey, de acuerdo a un estudio realizado por nuestra Asociación, el número de casos al año 2000 pudiera sobrepasar las 20 mil personas. Por último, en base a las encuestas anónimas aplicadas a los familiares de personas con Alzheimer, en el caso particular de Monterrey, la relación de casos de esta enfermedad es de 65 % mujeres contra el 35 % de hombres.

Diagnóstico

Un buen diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer puede tomarse en consideración después de haber llevado a cabo una evaluación la cual debe incluir cuatro aspectos importantes:

  • Una buena historia médica que incluya síntomas y cambios observados.
  • Un examen físico completo con pruebas de sangre y orina.
  • Un examen neurológico, incluyendo: Rayos-X, TAC, Electro (EEG) y Resonancia Magnética.
  • Un examen sobre el estado mental o psicológico del paciente. Uno de los más conocidos es el MMSE, llamado también Mini-Mental.
Sportlife

Sportlife

¿Existe alguna cura para la enfermedad de Alzheimer?

Hasta el momento no existe cura alguna para combatir o detener la enfermedad de Alzheimer; sin embargo, científicos, médicos e investigadores de todo el mundo trabajan en ello. Entre los medicamentos que más son empleados en nuestro medio está el Aricept (Donepezilo), conocido también como Eranz, al igual que el Exelon, llamado asimismo Rivastigmina. Recientemente se han presentado estudios con otros nuevos medicamentos que se espera próximamente salgan al mercado, entre ellos: el metrifonato (Memobay) y la galantamina (Reminyl), que han demostrado mejoría de los síntomas cognitivos, pero también de los conductuales, como apatía, agitación y estado de psicosis. Por otra parte, el Tacrine (Cognex), ya está en desuso, principalmente por los problemas hepáticos que causaba.

Es conveniente aclarar que todos estos medicamentos no son precisamente para curar, sino simplemente para tener a la persona un poco más lúcida y tranquila; también hay que mencionar que éstos pudieran funcionar solamente en lo que es la primera y parte de la segunda etapa de la enfermedad, pero no en un estado avanzado de la misma.

Finalmente habrá que señalar que algunos de estos medicamentos pudieran traer efectos secundarios y que no necesariamente uno funciona mejor que el otro.

Actualmente, una nueva droga llamada Memantine se encuentra bajo experimento. Esta droga actúa sobre el sistema de envío de mensajes en el cerebro, está siendo probada en humanos y al parecer hace más lento el progreso de la enfermedad de Alzheimer en una etapa avanzada. Pero…, apenas está bajo experimento. Por el momento, más que los medicamentos, la mejor alternativa para tratar al enfermo es amarle, respetarle y darle una mejor calidad de vida. Y todo esto se logra solamente con amor, comprensión, cariño y respeto.

Pronóstico

El pronóstico para la enfermedad de Alzheimer varía en función de muchos factores, entre ellos:

  • Momento de inicio de la enfermedad.
  • Grado de atención que se le dé al enfermo.

El tiempo o duración de la enfermedad varía de una persona a otra. No hay nada definido. Se habla de que en sujetos jóvenes la enfermedad avanza más rápidamente. El promedio de vida, dependiendo de la edad que tenga la persona puede de ir 3 a 5 años como un promedio mínimo, hasta 8 ó 10 años como un promedio máximo. Sin embargo, se dan casos de gente que ha estado muy bien asistida que viven hasta 20 años.

 

 

Fuente:

apaes

cuandopasa